Blog

Gaucín (Málaga), Patrimonio Cultural Inmaterial

Gaucín (Málaga), Patrimonio Cultural Inmaterial

El Ayuntamiento de Gaucín (Málaga) declaró por unanimidad en el pleno extraordinario de diciembre de 2018 su “Toro de Cuerda” como Patrimonio Cultural e Inmaterial del municipio, a petición de la Asociación Cultural La Cuerda, que presentó el escrito y supera la poderosa cifra de 450 socios en sus filas.

Esta declaración ejemplar para todos los municipios que den toros desde décadas inmemoriales, supone la suma de un nuevo festejo taurino popular declarado con este título a nivel local, por tanto, es un peldaño más para alcanzar algún día una posible declaración de la Tauromaquia, en todas sus modalidades, como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

El Toro de Cuerda de Gaucín consiste en la suelta típica de un toro enmaromado, ensogado o de cuerda, por las calles del pueblo al que los mozos mediante carreras, cites o recortes guían al toro , mientras multitud de aficionados observan colgados desde las verjas de las ventanas o desde los altos y vallas del recorrido.

La fiesta, que es de origen pagano, se celebra como colofón glorioso del Domingo de Resurrección precisamente para celebrar la gloria de Cristo Resucitado, uno de los días más grandes para los gaucineños, junto con su fiesta del Santo Niño.

El origen de esta celebración se remonta a tiempos inmemoriales. Se afirma que puede datarse de época de dominio o expansión romana por la Península, aunque actualmente su origen no está constatado.

En 1964, tras la emisión del festejo en la televisión pública y la muerte de un vecino, el delegado de Gobernación de Málaga por aquel entonces, prohibió el festejo. Al terminar el Régimen Franquista, Gaucín pudo recuperar su tradición.

Para este año, han presentado un cartel que demuestra el gran trabajo tanto del ayuntamiento como de la Asociación La Cuerda para mantener y mejorar su Toro de Cuerda. Pueden comprobarlo en las imágenes y vídeo siguiente.

En resumen, Gaucín ha conseguido sin complejos dar un paso adelante para la difusión y reconocimiento de su inmemorial fiesta y anima a todos los municipios que den festejos populares de tal envergadura histórica a realizar la misma hazaña y conseguir juntos la materialización de la tauromaquia como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad.